Hicimos senderismo, sin morir en el intento

Visitamos Manzanares el Real municipio que pertenece a la comunidad de Madrid, esta localizado en la Sierra de Guadarrama a la orilla del embalse de Santillana. Es un lugar con unas vistas espectaculares, el pueblo tiene un montón de lugares para visitar, pero en esta ocasión os hablare del Parque Nacional de La Pedriza, que es a donde fuimos nosotras a practicar senderismo.

La verdad es un poco complicado llegar desde el pueblo hasta el parque sin coche, pero no es imposible, y como nosotras no tenemos coche aún, tuvimos que ir caminando. Tardamos unos 20 minutos no fue mucho la verdad, lo malo es que hay una parte en la que no hay un camino en si para llegar y si os pasa como a nosotras que había llovido el camino estaba lleno de barro y tuvimos que ir con cuidado para no caernos. Llegamos a la entrada del parque sobre las 12, fuimos al punto de información donde nos dieron un plano con las diferentes rutas que tiene el Parque Nacional.

Como era la primera vez que hacíamos senderismo decidimos tomar la ruta más sencilla como nos indico el chico que nos atendió, la ruta se llama “Quebrantaherraduras” son 3,7 km de camino y el punto final de la ruta se llama “Canto Cochino” ya lo sé menudos nombres les pusieron a los senderos.

Al principio todo fue muy bien, no era muy complicado pero a medida que íbamos subiendo la cosa se complico, yo soy una enana y las piedras eran más grandes que yo, a eso añádele que empezó a llover y nos daba un poco de miedo resbalarnos y caernos, bueno me daba miedo a mí, a mi hermana le preocupaba más que me yo me cayera, si soy un pelín patosa y siempre me estoy cayendo.

Sobre las 3.30 de la tarde llegamos al “Collado Quebrantaherraduras” habíamos caminado 2,5 km pero nos dolía hasta el pelo y empezó a llover más fuerte así que decidimos regresar porque con el dolor de piernas que teníamos y no sabíamos cuando íbamos a tardar en bajar. Bueno y como es costumbre en mi y en mis paseos, me caí, me resbale en una piedra y al suelo, me dio un ataque de risa y para no terminar lesionada decidimos que bajaríamos por la carretera en vez de bajar por el sendero.

Las vistas son impresionantes y eso que para nuestra mala suerte estaba bastante nublado, pero aun así ir allí pasear por el bosque es maravilloso, si tenéis la oportunidad de hacerlo, tenéis que ir. Si vais en coche hay un parking en la entrada para que podáis hacer la ruta desde el inicio y si preferís ya estar en plena naturaleza podéis subir con el coche hasta “Canto Cochino” ahí también hay parking.

Pero mi consejo es que empecéis la ruta desde cero, las vistas merecen un montón la pena, además te encuentras con personas súper simpáticas, te lo aseguro a pesar del dolor de piernas y la caída quiero repetir pronto y volver a hacer una excursión a La Pedriza ¿Te apuntas?

¡Si quieres ver más fotos entra en nuestra página de facebook y no olvides suscribirte!

Compartir: